Terapia de Pareja – Una Carta para el Alma:

Con la marcha del día a día , no he sido consciente de qué me ha pasado. Es curioso, hasta hoy no había parado y mirado hacía atrás con presencia y consciente de todo lo que he vivido, y de cómo lo he ido haciendo.

Primero sentí una profunda soledad, me faltaba el aire cada vez que salía sola sin él. Colocaba los almohadones en el otro lado de la cama, rellenando mi otra mitad, pues se me hacía muy grande.  De esta manera pensaba que en cierta forma estaba presente, que no se había ido, que me miraba, me acariciaba y me abrazaba como cada noche hacía.

Durante mucho tiempo, le pedí que cuando me durmiera, vigilara mis sueños, pues me hacía sentir más fuerte y segura; y es curioso, pues así lo sentía una y otra vez. Todas las mañanas daba gracias por sentir su presencia en mi.

Al cabo de poco tiempo, empezó lo que sería la gran aventura de mi vida, y se ha convertido en la más larga, difícil y gratificante al mismo tiempo.

¿Qué ocurre cuando la pareja ya no esta presente en tu vida? Una vez escuche que hay cierta cultura social del concepto de pareja que nos empuja a desear tenerla, y si eso no ocurre caemos en un vacío enorme; yo diría que tener pareja está de moda, y que la soledad es aquel estado tedioso y poco deseado que a todo aquel que tiene el privilegio de disfrutarlo, se le caracteriza de “raro” y “solitario”.

Es precisamente en este estado de soledad, donde podemos hacer una evolución consciente hacia nosotros mismos, avanzar, crecer y lo más importante, llegar a conocernos.

La soledad es el gran aliado del “guerrero”, capaz de empezar de nuevo todas las veces que requiera, porque es consciente que en el cambio está la magia de la vida.

En una de mis sesiones de coaching, mi coach me dijo que el primer paso a dar es trabajar el Perdón, hacia uno mismo y hacia los demás. Todavía hay días que siento que no me he perdonado, o que no he perdonado, me paro, observo… Y también, que aquello que nos motiva, si no es amor, debemos dejarlo, ya que solo el amor es lo que de verdad nos guía. No necesitamos estar llenos de grandes dosis de amor para darnos… Solo tenemos que darnos. Es tan sencillo, sin embargo nos empeñamos en complicarlo, como si cada cosa que hacemos para que sea importante, debiera de ser complicada.

Algo tan simple como es la “entrega” produce un profundo vértigo que paraliza, ya que la pérdida y el rechazo siguen gravados en un pequeño espacio de cada una de las células de nuestro cuerpo.

Idealizamos las situaciones y a las personas, esperando prototipos o paradigmas que no existen. Si nos armamos de valor, reduciendo nuestro ego a cenizas y simplemente nos diéramos ¿Qué crees que ocurriría? Que el universo nos compensaría con más amor del que nunca nos hubiéramos imaginado, y es ahí donde está la plenitud de amar y ser amado.

El hecho de no querer aceptar que las historias no son a menudo para siempre, que estamos de paso, que nuestra felicidad no depende de la pareja o del otro, el hecho de no querer soltar historias pasadas; hace que permanezcamos en situaciones de profunda amargura y desesperación que no nos permiten ser libres.

Invito a que el EGO no lleve las riendas de la vida, desde la rabia y la tristeza. El ego es como un día de viento, lluvia o frio que no nos permite en nuestro viaje movernos, cayendo en la desidia y abandonando cualquier intento de ser feliz; es como una piedra, que te encuentras en mitad de tu camino y no sabes como sacarla, llegando a enamorarte de ella.

El niño desde que nace busca la seguridad y en cuanto crece,  es curioso pues elige el sufrimiento, es como que sin sufrimiento no hay vida. En la vida todo son elecciones y tenemos la grandeza de poder elegir, de dar pasos hacia una felicidad que permanece latente a nuestro lado esperando ser aceptada.

Leyendo a un gran filosofo contemporáneo, Raymond Panikar, he entendido que el el amor mas puro, es el que permanece por encima del ego.

“El gran reto que supone amar, es entender que entre dos personas que se aman, el amor puro debe de traspasar cualquier barrera. El objeto no es la persona, es el amor que  sienten el uno por el otro y que les permite , vibrar, volar, como dos almas en una sola.

 El amor es la energía donde todo se crea y nada se destruye, donde no impera nadie por encima de nadie, donde todo se funde en UNO, UNI-DOS, (uno mas dos) en un equipo.”

Entender estas palabras me han llevado a soltar todas aquellas emociones que no me permitían avanzar, a creer que la felicidad reside en mi, que la pareja no es un objeto social al que haya que hacerle culto y que no es necesario, que la vida es más hermosa cuando se vive fuera del control y de las expectativas; y que no hay amor más grande, que el que me doy día a día, pues aprendiendo a amarme puedo amar a los demás.

Si ves que aún después de mis consejos, necesitas una ayuda en esta etapa y te gustaría que te ayudase con una Terapia de Pareja, contacta conmigo.

Infografia - Terapia de Pareja - Coaching Valiente Barcelona - VersionWeb

Si este artículo resonó en ti… Comenta:

Comentar
Mujeres ValientesSíndrome Postvacacional – Volviendo a la realidad
All comments (2)
  • Gabriel R.
    4 septiembre, 2016 at 6:57 pm

    Un artículo que llega Inés! El Ego es muy peligroso, y debe estar presente enlas relaciones. Solo así es cuando el amor fluye sin límites, […] Read MoreUn artículo que llega Inés! El Ego es muy peligroso, y debe estar presente enlas relaciones. Solo así es cuando el amor fluye sin límites, tanto al dar como al recibir. Un abrazo! Read Less

    Reply
    • Inés Giménez Valiente
      @Gabriel R.
      7 septiembre, 2016 at 12:02 pm

      Primero que todo quería darte las gracias Gabriel por tu sabia aportación, y diría que su presencia al igual que necesaria, es conveniente que sea […] Read MorePrimero que todo quería darte las gracias Gabriel por tu sabia aportación, y diría que su presencia al igual que necesaria, es conveniente que sea cautelosa. Read Less

      Reply

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

Coaching Valiente te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Inés Giménez Valiente (Coaching Valiente) como responsable de esta web.
La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Siteground (proveedor de hosting de Coaching Valiente) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Siteground.
El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud.
Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en contacto (arroba) coachingvaliente (punto) es, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web, así como consultar mi política de privacidad.

Llámame Ahora

Cuéntame qué necesidades tienes y te asesoraré con la mejor estrategia para resolver tu problema.

(+34) 607-80-42-55
Últimos Post
Lo más comentado